St Ives .mobi

st ives harbour


St Ives Cornwall Guía Turística


St Ives es una pequeña villa del oeste de Cornwall, una región soleada en el lejano suroeste el reino Unido temperada por la corriente del golfo. Clima subtropical, playas de arena fina y buen surf, y artistas prominentes que viven y trabajan aquí, han hecho de St. Ives un destino de vacaciones muy popular así como una capital cultural de renombre internacional. Visitantes pueden pasear con facilidad de playa a hotel, de galería  a concierto, o simplemente sentarse bajo las palmeras a disfrutar de la calidad de la luz única de esta región tan especial.

La villa ofrece al visitante gran variedad de facilidades y actividades modernas y asequibles, que incluyen nadar, deportes, aprendizaje de surf y clases de arte, visitas costeras guiadas, boutiques e incluso pesca. Festivales frecuentes hacen de la ciudad un crisol de  entretenimiento y hogar de las artes, con modernos restaurantes y alojamiento.

St. Ives era un puerto pesquero por tradición. En el siglo V, el misionero irlandés San Eia navego hasta aquí cruzando el mar de Irlanda en un curragh (barquilla de cuero), dando su nombre a la villa y a su iglesia del siglo XV, iglesia de St. Ia. La pesca de la sardina* entro en declive durante el s. XIX, cuando no desapareció de los caladeros, pero llego el ferrocarril, y con el las visitas, y la posibilidad de exportar flores frescas desde el suave clima cornuallés.

Artistas famosos de la talla de Sickert y Whistle comienzan a llegar, siguiendo la tendencia del s. XIX de pinturas heroicas de pescadores rústicos. A menudo representados por los pintores de la Escuela de Newlyn. A día de hoy, la pesca es, según las estadísticas unos de los oficios más peligrosos del Reino Unido. Los artistas encontraron una luz de calidad excepcional aquí, y en el s. XX nuevas tendencias en el arte, por un tiempo hicieron de St. Ives la vanguardia de lo que acabó siendo “La Escuela de St. Ives”. En la época de ocio que siguió a la post-guerra se transformó en la meca de los I beatniks y después los hippies, atrayendo personalidades como los Beatles o David Bowie.

En 1993, un taller de trabajos de gas en desuso, situada junto a una playa de surf, fue bellamente convertido en una de las ramas de la famosa Tate Gallery de Londres y Liverpool. La afamada galería de arte acoge arte reciente y a veces contemporáneo, con resultados de mucho éxito, atrayendo a la ciudad una nueva ola de turistas y amantes de la cultura, y mejorando la economía local.

Cornwall es una región celta, al igual que Irlanda, Gales, Escocia, Bretaña y casi toda la costa cantábrica española. La lengua cornuallesa todavía se utiliza en señales de tráfico y topónimos, pero no se habla, habiendo decaído su uso a partir del s. IX con la anexión de Cornwall por parte de Inglaterra. Los residentes de mayor edad todavía retienen un marcado acento `Cornish´ y utilizan expresiones locales como “proper job” (`bien hecho´) o “dreckly” que proviene de “directly” similar al español `mañana, mañana´ significando `sin prisa´ o cuando me ponga a ello. Todavía se puede oír a gente de edad de ambos sexos dirigiéndose a desconocidos decir “my luvver” (mi amante), siendo una manera familiar y educada de aproximarse, y no una invitación. Hay quien cree que la corte del rey Arturo estuvo en Cornwall, posiblemente en Tintagel, y preguntarse si el santo Grial esté escondido en una mina abandonada de estaño en Cornwall. Vejas minas de las que no se sabía todavía colapsan en Cornwall, forzando evacuación de casas y afectando el precio de las hipotecas.

El oeste de Cornualles posee una extraordinaria cantidad de monumentos megalíticos, y las formas de religión paganas todavía son muy activas a día de hoy, a pesar de la insistencia evangelizadora cristiana de muchas veces haber construido en lugares paganos sagrados.

En la gastronomía local encontramos el “Cornish Pasty” (empanadilla), “Saffron Bread” (pan de azafrán*), Clotted Cream (un tipo de crema cuajada y gruesa, “Heavy Cake”, “Stargazey Pie”, y pescado fresco. Entre las cosechas más comunes están la coliflor, a menudo referida como brócoli, patatas y narcisos. Las actividades económicas locales son agro-pecuarias, la pesca, el turismo, arte y artesanía, surf y tecnología informática.

La tradicional minería del estaño, que se practicaba con anterioridad a la llegada de los romanos, es ahora casi inexistente debido a los bajos precios internacionales de esta materia prima. Antiguas edificios de altas chimeneas donde maquinas a vapor se utilizaban para bombear agua fuera de las minas que están abandonadas son imagen frecuente y solitaria del paisaje cornuallés.

Siendo por lo general la región del Reino Unido con mayor cantidad de sol al año, Cornwall es ideal para el desarrollo de energía solar eléctrica, así como marítimo-hidráulica y eólica. Recientes inversiones en Banda Ancha Súper-rápida, prometen proveer a Cornwall con la velocidad de internet superior de todo el Reino Unido, elevando a Cornualles como la Península Digital creativa.

Existe una junta de ayuntamiento electa en St. Ives, pero con poco poder efectivo, ya que el poder de decisión financiera y organizativa recae en el Concejo de Cornwall, situado en Truro a unos 30 km. De distancia. El Reino Unido es un estado altamente centralizado con muy poco margen para fiscalización o iniciativas locales, lo cual ha dejado a Cornwall a un 70% del nivel económico del resto del país, es por esto que está bajo el programa de subvención europea Objetivo Uno del Fondo Social Europeo para el desarrollo económico y social de zonas relativamente empobrecidas.